noticias

octubre 28, 2011

La ONG ONGAWA, Ingeniería para el Desarrollo Humano ―antes Ingeniería Sin Fronteras― acaba de publicar su Guía de Responsabilidad Social Corporativa para Pymes. Bajo este título se engloban numerosas actuaciones más, de las que la RSC, o RSE, es el núcleo. Así, la RSCE no solo es protagonista del título de esta Guía, sino de impulsar las demás vivencias que se abordan en esta Guía y se presentan bajo su paraguas: Filantropía y mecenazgo; Voluntariado corporativo; Sistemas de gestión socialmente responsable; Formación/sensibilización; Diálogo con grupos de interés; Redes empresariales; Integración laboral de colectivos excluidos; Gestión responsable de la cadena de suministro; Instrumentos financieros de cooperación internacional; Emprendimiento social; Socio-eco-diseño; Negocios inclusivos; Inversión socialmente responsable; Microfinanzas; y Alianzas público-privadas.

Cada uno de estos capítulos comprende una descripción del tema, las oportunidades y los retos que ofrece, sus aspectos importantes, unas herramientas o vías que facilitan la puesta en práctica, y una breve presentación de dos organizaciones que pueden ser consideradas ejemplo en el terreno abordado.

Entre el gran número de organizaciones reseñadas como ejemplo en la Guía de RSE de ONGAWA encontramos a gbe-ner Elkartea, en el capítulo de Redes empresariales, presentada como «una asociación sin ánimo de lucro formada por organizaciones empresariales que comparten una serie de valores en torno al modelo organizativo de las empresas, centrándose en las personas. La asociación tiene como objetivo difundir este modelo empresarial».

En el momento de presentarse a la sociedad, gbe-ner Elkartea sumaba casi tres siglos y medio de experiencia empresarial, social, profesional, laboral y humana. Casi 350 años, sumadas las trayectorias de las organizaciones componentes desde el momento de su constitución: AMPO, S.Coop. (1970), IPAR-KUTXA, S.Coop. (1966), EKIN, S.Coop. (1963), LANCOR 2000, S.L. (1943), INGEMAT, S.A. (1986), WALTER PACK, S.L. (1992), K2K EMOCIONANDO, S.L. (2005), ICAZA Oficinas Integrales, S.A. (1992), ESTUDIO•K, S.Coop. (1986), y G.H.Z. (1973).

Además, varias de estas organizaciones cuentan con una andadura previa a su constitución, amplia en algunos casos, como el del presidente de gbe-ner, Koldo Saratxaga, que había desarrollado una experiencias de décadas en dinamizar el cambio organizacional con un nuevo estilo de relaciones, antes de crear K2K emocionando con esta misma misión, al igual que en su sector de actividad ICAZA Oficinas Integrales y también los profesionales de ESTUDIO•K.

Toda esta experiencia se comparte internamente y se pone al servicio de la misión común de compromiso social, expresada así por gbe-ner:

«La asociación se compromete socialmente a la promoción, el desarrollo, la comunicación y la implantación de los principios de cooperación, solidaridad, igualdad, justicia y participación en todo tipo de entidades. Se compromete también a la búsqueda de un mundo más justo, una mejor distribución de la riqueza, la defensa de las personas y países más débiles y empobrecidos, sobre todo de sus derechos como trabajadoras y trabajadores, muy especialmente en materia de seguridad y salud laboral. Y, en fin, la asociación se compromete a lograr el equilibrio deseado defendiendo el entorno social, el medio ambiente y, siempre, el desarrollo humano sostenible.»

El compromiso de gbe-ner abarca, como su nombre indica (Gizarte Berria Eraikitzen), construir una nueva sociedad. Por eso, la mencionada difusión del pensamiento sobre las personas como centro de las organizaciones se realiza no solo en el ámbito del intercambio de ideas y comunicativo, sino con actuaciones prácticas, parte de las cuales son difundidas al público desde las páginas de hurbilean, la revista corporativa de gbe-ner.